Ejecutarán plan para favorecer a unas a 35,000 familias vulnerables en el Corredor Seco


El director Adjunto del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Etienne Labande, informó que ese organismo y el gobierno ejecutarán un plan para favorecer a unas 35,000 familias vulnerables por sequía en el Corredor Seco.


«El asunto por sequía no es algo nuevo, pues desde hace seis años estamos trabajando para encontrar soluciones y eso no va a pararse», advirtió.


El plan del PMA en conjunto con el gobierno de Honduras es de dos diferentes niveles, explicó.

Hay acciones de corto plazo para las familias que están directamente afectadas por la última sequía, sostuvo.


“Estamos hablando de unas 35,000 familias que están muy vulnerables, con el último episodio de sequía”, enfatizó.


Por eso tenemos un plan de intervención con asistencia alimentaria “para darles un puente hasta la próxima cosecha, ese es uno”, indicó el funcionario.


El segundo, que es más importante, son acciones de largo plazo para que los productores, que son los más afectados por la sequía, se adapten al cambio, aseguró.


Asimismo, se les dará nuevas técnicas, enseñando a diversificar su producción para que no sean dependientes, sólo del ciclo frijol-maíz y acceso al mercado para aumentar sus recursos, planteó.

Para Labande, la situación es muy sencilla, son las familias que perdieron su cosecha, que tienen un problema mayor de recursos y para ellos es una intervención de 90 días y tres entregas de efectivo.


El objetivo es que los productores puedan esperar y preparar su próxima cosecha en condiciones que no sean tan malas, subrayó.


“Tenemos muy buenas experiencias en los departamentos del Corredor Seco, adonde hay un paquete de intervención”, destacó.


Sostuvo que no sólo el PMA puede hacer eso, nosotros tenemos que trabajar y eso es lo que estamos haciendo con otros actores en el territorio para brindar el paquete de intervención para las personas.


Es decir -explicó- esos actores son además la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) sectores de la sociedad civil, municipalidades y las mismas comunidades, planteó.


“Continuamos con el tradicional de frijol y maíz , porque es la base de la alimentación, pero la idea es desarrollar producciones como hortalizas, vegetales y frutas”, recomendó.


El propósito debe ser cómo transformar todo eso, para darle un valor agregado a los productos, finalizó el director del PMA.

Publicidad

1/1