Unos 50 conductores de transporte público han sido sancionados en los últimos días

Por alterar el pasaje y recargar unidades



-Los operativos se están realizando de manera frecuente para dar con estas anomalías, dice Jorge Andino

 

Tegucigalpa, 30 de diciembre. El portavoz del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), Jorge Andino, informó que en los últimos días han sancionado a unos 50 conductores del transporte público por alterar los precios y recargar las unidades.

 

Unos 2,000 lempiras tendrán que cancelar estos conductores por incumplir la ley y hacer caso omiso a los protocolos de bioseguridad para prevenir el COVID-19.

 

“En operativos que dirige la Fiscalía de Protección al Consumidor, en conjunto con el IHTT, la Fuerza Nacional de Seguridad al Transporte Urbano (FNSTU), la Dirección Nacional de Viabilidad y Transporte (DNVT) y miembros de Fusina (Fuerza de Seguridad Interinstitucional), continúan los operativos a nivel nacional”, aseguró.

 

“Ya son más de 50 unidades de transporte que han sido sancionadas por diferentes faltas, entre ellas el exceso de pasajeros, sobrevalorar el valor del pasaje en las unidades de taxis, no otorgar el descuento a las personas de la tercera edad”, explicó.

 

“Los operativos se están realizando en las unidades de transporte, en los puntos donde operan las unidades de transporte que están siendo utilizadas para que las personas se transporten en esta temporada de fin de año”, dijo.

 

Medidas

 

En ese sentido, Andino mencionó que es obligatorio el debido respeto a los protocolos y medidas de bioseguridad porque el COVID-19 sigue infectando  los hondureños.

 

“Les recordamos a los conductores que es importante el uso de mascarilla, el antibacterial, no llevar exceso de pasajeros y respetar el valor el pasaje ya establecido”, indicó.

 

“Los operativos están de manera permanente y la ciudadanía puede llamar al número 9999-3080 para denunciar que se están irrespetando sus derechos”, manifestó.

 

En cuento a las sanciones al incumplimiento de estas medidas, Andino expresó que “el castigo es de 2,000 lempiras por primera vez y puede incrementar si son reiterativos”.

 

Dato

 

-2,000 lempiras es el castigo para los propietarios de unidades de transporte público que recarguen las unidades, alteren los precios y no cumplan con las medidas de bioseguridad

Publicidad

1/1