Nacional | Legión de demonios dan 20 días a militares para desalojar el CAME


Una legión de demonios se habría apoderado de las barracas del Centro de Adiestramiento Militar del Ejército (CAME) de las Fuerzas Armadas (FF AA), incrustado en una zona montañosa de la aldea El Espinal, Juticalpa, Olancho, donde aseguran que los espíritus les han dado 20 días de plazo para que abandonen esas instalaciones.

Los familiares y amigos de los muchachos que están en formación en este centro militar, llamaron este lunes al canal capitalino, Hable Como Habla, angustiados y nerviosos, porque muchos cadetes y oficiales aseguran que han visto al demonio, por lo cual tuvieron que ser internados en el Hospital Militar de la zona, porque han caído en una crisis nerviosa.

Según los soldados, en las barracas aparece un hombrecito, bajo de estatura que les hace musarañas, como especie de duende, así como se conocen popularmente en los pueblos, afectando más a los efectivos del Tercer Batallón de Infantería de Naco, Cortés.

Una familiar de un soldado, dijo que hace poco murió un cadete que al parecer pertenecía a la pandilla 18.

“El demonio les hablaba y les decía que en un lugar de allí hay un entierro y que lo fueran a buscar todos los que tenían el número 18 en el casco”.

Desde entonces se generó la crisis y muchos de los soldados comenzaron a presentar comportamientos extraños, “primero se les cambian los ojos, tuercen la cabeza, caen desconcertados en el suelo, gritan y se golpean bastante”, dijo la muchacha, en base a lo contado por su familiar, que está interno en el CAME.

Ante este tipo de fenómenos paranormales, los soldados comenzaron a realizar oraciones, pero la noche del lunes, antes de dormir cuando empezaron a invocar a Dios, cayeron inconscientes 12 muchachos, entre ellos un sargento.

PLAZO

Algunos de los efectivos ya fueron llevados a un centro asistencial de Juticalpa, pero cuando iban en camino se querían tirar del carro y decían que se iban a lanzar de un puente con la intención de matarse, por lo cual, fueron sedados por el personal médico.

Debido a la gravedad del asunto, este fin de semana llegaron sacerdotes y pastores al CAME, y por medio de ellos, el demonio hablaba, “les decía que les daban 20 días para que todos se fueran, porque no quieren ver a nadie en el CAME, sino los iban a ver en vivo (al demonio)”, aseguró a la muchacha.

Así refirió que “están pasando cosas feas y la verdad es que es peligroso, porque el espíritu ese, dijo que iba a pasar por todos y que no iba a dejar a nadie sin sentir lo que los demás han sentido”.

Consultada si han practicado juegos satánicos como la Tabla güija en la sede militar, indicó que “no se sabe todavía, pero como que a una muchacha le encontraron un croquis, pero no se sabe si será para algo malo o es donde ellos están, pero estaban tratando de leerlo para ver que podrían hallar ahí”.

También señaló que el alto mando del CAME, no creían en lo que está pasando y los soldados les manifestaron que no querían estar allí, “pero les dijeron que eso era una mariconada y no actúan”.

La muchacha aseguró que no es que los soldados buscan una excusa para desertar, “ellos dicen que quieren terminar el adiestramiento pero en otra parte, porque no pueden dormir y todo la noche pasan con las luces encendidas, porque dicen que tienen miedo”.

COMISIÓN

Ante la denuncia, el jefe del departamento de Relaciones Públicas del Ejército, Omar Videas, confirmó que “en el CAME en estos momentos se han presentado unos casos a los cuales se les está dando un tratamiento médico, psicológico y se está reforzando la parte espiritual”.

Afirmó que de momento hay una comisión multidisciplinaria investigando qué está pasando, la que está conformada por médicos, psicólogos, pastores y equipos de inteligencia, para buscar identificar cuáles son las causas que están generando esta situación.

“La información es que unos elementos que están realizando el curso presentan convulsiones como si estuvieran poseídos, de los cuales todavía no podemos determinar la cantidad”, afirmó el vocero militar.

Indicó que el caso más grave fue el de un efectivo, al que se le está dando un tratamiento especial, e incluso fue trasladado al hospital para que recibiera atención especializada.

Los casos, según Videas, se vienen presentando desde la semana pasada, pero como son aspectos donde se ve implicada la parte psicológica del individuo, se les estaba dando el tratamiento médico.

El efectivo aseguró que las actividades continúan de forma normal en el CAME, y a los que están presentando este tipo de situaciones, se les estarán dando tratamientos especiales, además se buscará determinar cuáles son las verdaderas causas de este fenómeno.

De igual forma, a un sargento también se le está dando tratamiento especializado, porque presentó los mismos síntomas, quien está siendo atendido desde la parte psicológica y religiosa.

INTEGRANTE DEL CAME

Ya se fueron como 50

Durante la mañana de ayer salieron como 50 y andan con una lista, para los que se quieran ir que vayan con su familia, pero quedan fuera de la institución militar, es decir, como desertores o inadaptados a la vida militar, aseguró la soldado, la integrante del CAME, Belkis Barahona.

Narró que el problema surgió cuando uno de los efectivos se puso a jugar la tabla güija en la montaña y luego se enfermó, por eso le dieron la baja y los espíritus se desataron en contra de los demás efectivos.

La jovencita indicó que las horas más difíciles son entre las 12:00 o 1:00 de la mañana y cuando los pastores los liberan el demonio se le pasa a otro, situación que les preocupa, porque son más de 2,500 efectivos que están internos en ese lugar.


Publicidad

1/1

© 2010 | MULTITV, La señal que te atrae! | Derechos Reservados |

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco