Nacional | Fiscalía de EEUU pide prisión perpetua para Fabio Lobo


** Sustentan reuniones de Fabio con capos y altos funcionarios

La fiscalía de Estados Unidos, mediante un memorándum relativo al 6 de marzo del 2017, presentó los argumentos para demandar a la Corte del Distrito Sur de Nueva York de Estados Unidos, consignar a Fabio Porfirio Lobo una sentencia de prisión perpetua, tomando como base las pruebas sustanciales proporcionadas por Devis Leonel Rivera Maradiaga, líder del cartel de “Los Cachiros”

.

El documento establece que el acusado es hijo de Porfirio “Pepe” Lobo Sosa, quien era el Presidente de Honduras entre el 2010 y 2014, y ambos habrían comenzado su relación aproximadamente en 2009, mientras Lobo Sosa perseguía la presidencia hondureña.

En esa facha Fabio se unió a una conspiración de tráfico de drogas con su padre y otros, aceptando sobornos a cambio de proteger y ayudar a los traficantes en Honduras, quienes se hacían llamar Los Cachiros, un sindicato criminal prolífico y violento que se basó en conexiones con políticos, personal militar y aplicación de la ley para transportar cocaína adentro de Honduras.

De acuerdo al escrito, mientras el padre del acusado actuaba como Presidente de Honduras, Fabio ayudó a los dirigentes de “Los Cachiros”, a mantener el control en su país y evitar la justicia, y a que recibieron enormes cantidades de cocaína, enviada desde Sudamérica, además de enviar medicamentos a Estados Unidos, en operaciones conjuntas con Digna Valle, hermana del cartel de los Valle.

Se asegura que en al menos dos ocasiones, Fabio personalmente ayudó a escoltar cargamentos de cocaína, los que fueron recibidos y transportados por “Los Cachiros”. Además mediante sobornos, Fabio facilitó el tráfico de drogas en uno de los mayores

puertos en Honduras, mediante el apoyo de un congresista hondureño y el cartel mexicano de Sinaloa. El demandado actuó con impunidad y ayudó a “Los Cachiros” y a otros, a hacer lo mismo, enriqueciéndose, según el documento, mientras Honduras era devastada por el narcotráfico y se convirtió en uno de los lugares violentos en el mundo.

INFORMANTES

El expediente remarca que desde el 2013, dos integrantes de “Los Cachiros” comenzaron a colaborar con la Administración para el Control de Drogas (DEA, siglas en inglés), a quienes identifica con los seudónimos CW-2 (Devis Leonel Rivera Maradiaga) y CW-3 (Javier Eriberto Rivera Maradiaga), asimismo menciona que ayudaron en la investigación “CS-1”, “CS-2” y “CS-3”, supuestos narcos mexicanos, informantes de la DEA y ligados al cartel de Sinaloa.

El documento menciona que en la primera reunión del 2009, estuvo Fabio y el presidente Lobo Sosa, donde acordaron proteger a “Los Cachiros” para que pudieran operar, evitar ser extraditados y otorgarles contratos del Estado, a cambio de sobornos, ya que en ese tiempo Lobo Sosa se postulaba a la Presidencia, recibiendo aproximadamente 500,000 dólares.

Pastor, Nájera, Fabio y la Portuaria

En el memorándum también se menciona que aproximadamente entre el 2012 y 2013 hubo reuniones, en San Pedro Sula, entre Fabio, el diputado Fredy Renán Nájera, el entonces titular de la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi) Miguel Pastor, un funcionario aduanero y un alto representante del cartel de Sinaloa para traficar droga por Puerto Cortés. El grupo discutió a fondo la propuesta de la recepción de cocaína, en Puerto Cortés y la importación de algunas drogas, en Estados Unidos, a través de México. Al final de la discusión, los narcotraficantes mexicanos dieron a Nájera Montoya una gran cantidad de billetes de 100 dólares que este habría proporcionado a Fabio y Pastor. Se estima que Fabio se hizo al menos aproximadamente 50,000 dólares, por participar en estas reuniones. Entre mayo y septiembre del 2013, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos mediante la Oficina de Control de Activos (OFAC, siglas en inglés) impuso sanciones financieras a CW-2 y CW-3 y sus empresas, por lo cual Fabio -según la fiscalía de Nueva York- llamó al entonces titular de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), Humberto Palacios Moya, para conseguir información de las incautaciones que se harían. En marzo de 2014 CW-2 presentó al acusado a una fuente confidencial, quien era un agente infiltrado de la DEA “CS-1”, quien se hizo pasar como amigo del jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán y este grabó la reunión.

En junio del 2014 Fabio se reunió con CS-2 y CS-3 otros supuestos narcotraficantes y autoridades de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas (FF AA) hondureñas, entre otros, el coronel Mario “El Tigre” Amaya.

Luego buscaron al general Pacheco, CS-2 a quien Fabio lo presentó como “amigo” y le explicó que quería saber si él “podría cooperar”, proporcionando “autorización” y “consentimiento” para que “vengan aquí con mercancía, con drogas”. Fabio aseguró al general Pacheco que “no es mucha” cocaína, pero Pacheco salió abruptamente de la habitación diciéndoles rotundamente que no y los mandó al diablo. Pese a que sabía que CW-2 se había entregado a las autoridades de EE UU, Fabio siguió en contacto con él y coordinaron una entrada en Haití, por lo cual el 20 de mayo de 2015 Fabio viajó a Puerto Príncipe, donde fue detenido por las autoridades haitianas y así se cerró toda la operación para su captura.


Publicidad

1/1

© 2010 | MULTITV, La señal que te atrae! | Derechos Reservados |

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco